Mar Galán, desde el corazón de la selva colombiana

Mar es una joven madrileña fuera de lo común; su compromiso con la sociedad y los más necesitados hacen que todo sea como una bonita vocación de llegar donde muchos otros sueñan pero no se atreven o no dan el paso al frente; ella es capaz de todo, y por eso le corresponde el calificativo de ¨mujer ejemplar ¨; es diplomada en educación infantil y psicopedagogía y en sus vacaciones se dedica a AYUDAR.

Mar nos describe en un breve relato su paso por Barbacoas; también ella misma ha sido colaboradora de SEPLA-Ayuda en Malabo en nuestro voluntariado de 2008 y en Armenteros en 2009.

PROYECTO “CIUDAD DE DIOS”: EN EL CORAZÓN DE LA SELVA

El día 3 de agosto de 2012 me dirigí a participar en el proyecto de la “Ciudad de Dios” llevado a cabo por las hermanas carmelitas, situado en Barbacoas, Colombia.

Este viaje surge de una necesidad personal, tras haber realizado ya anteriormente un voluntariado en Malabo con las hermanas misioneras carmelitas dónde fuimos un grupo de diez voluntarias con la fundación de SEPLA-Ayuda en el verano de 2008. Esta vivencia me hizo experimentar nuevas sensaciones, abrir la mente hacia otros nuevos caminos, conocer y observar personas maravillosas y contextos diferentes de nuestra cultura.

Este año quería volver a conocer otra nueva realidad pero esta vez quería volver a ir, aunque sola. Esto me ha permitido poder acercarme más y vivir más de cerca la vida de los niños, de las familias y de las personas que trabajan en este nuevo proyecto. También he tenido la oportunidad de aportar algo de mi experiencia como psicopedagoga.

El proyecto de la “Ciudad de Dios” se encuentra en pleno corazón de la selva colombiana. Esto se refleja desde el inicio del viaje por la dificultad que requiere tras 6 horas de viaje llenas de piedras, agua, caminos estrechos, pendientes, maletas, multitud de pasajeros y registros de los militares durante el camino.

Este proyecto lleva a cabo la escolarización de 23 niños de 2 a 6 años de edad que viven en las aproximaciones de la escuela. Su finalidad consiste en dar una educación previa a la educación obligatoria de la Primaria y acompañar a las familias en este recorrido. Para ello cuentan con la ayuda de dos hermanas, la hermana Bibiana (docente) y la hermana Beatriz que se encargan de la educación de los niños.

Esta organizado en dos grupos de niños según las edades, únicamente para las áreas lógica-matemática y lectoescritura, ya que es conveniente cara al currículum y preparación a la etapa obligatoria. El resto del horario escolar lo comparte tanto la asamblea como patios, comidas o el resto de áreas, pues esto supone un gran enriquecimiento no sólo a nivel curricular si no también socio-afectivo. Durante mi estancia hemos realizado infinidad de actividades: hemos conocido a la nueva mascota de clase, el elefante Trompón y hemos aprendido canciones nuevas, hemos elaborado cometas, educado y enseñado en diferentes áreas y temas.

Otra parte muy importante es la atención a las familias mensualmente, dónde tuve la oportunidad de participar en una de las Sesiones de Orientación Familiar, exponiéndoles aspectos básicos del desarrollo del niño y explicándoles que se iba a trabajar en el colegio con sus hijos. Estas Sesiones de Orientación Familiar sirven de encuentro con las diferentes familias para que se conozcan y compartan experiencias y sobre todo les dan una formación básica cara a la educación de sus hijos.

Para todo ello se requiere de una inversión económica, ya que las familias no pagan la escolarización; sólo hay dos familias que pueda aportar mensualmente una mínima cantidad. Se necesita material educativo para las clases, comida para el desayuno y el almuerzo, y el soporte de todo el personal que trabaja en el Proyecto. Se precisan inversores que crean en este proyecto educativo que den luz a estos niños y familias, como es el caso de la organización SEPLA-Ayuda que contribuye anualmente con una oportuna donación.

De toda esta experiencia, como bien me dijo mi querida Hermana Holanda que estaba en el “corazón de la selva”, me llevo mucho amor, felicidad e ilusión para que el proyecto siga adelante. De las hermanas carmelitas he aprendido lo que significa la entrega diaria tal y como lo demuestran desde el primer minuto de la mañana hasta al acostarse, sólo puedo decir que es admirable y espero que algo pueda trasmitir a más personas además de ellas.

Quería dar las GRACIAS especialmente a la Hermana Holanda y a SEPLA-Ayuda, por acompañarme en este viaje, estar pendientes de mí, cuidarme, y sobre todo por hacerme muy feliz.

Mar Galán desde Barbacoas, Colombia

Related Articles:

enlaces links sepla ayuda

Comments are closed.

logo-futuro-meta
bicipringaos
seplastore