Visita Orfanato en Feira de Santana, Bahía, Brasil, 09-03-2012

Con la aprobación del Plan de Actuación 2012 de la Fundación SEPLA-Ayuda el Orfanato CEACRE, situado en Feira de Santana, estado de Bahía, Brasil, se ha convertido en Proyecto, ya que las actividades de la Fundación han pasado a tener un papel activo en el desarrollo y seguimiento de las mismas.

Desde la pasada década varios pilotos, de diferentes compañías españolas, venían realizando, a título individual, diferentes tipos de aportaciones en función de las necesidades observadas, y consistentes en ropa, juguetes, libros o comida. Ya en 2010 se comenzó con la colaboración de la Fundación SEPLA-Ayuda al citado Orfanato mediante una ayuda puntual para la adquisición de 30 armarios destinados principalmente para los dormitorios de los niños. En 2011, dentro del Proyecto AYULOC del Plan de Actuación 2011, se aprobó una ayuda para la adquisición y sustitución de 24 colchones muy deteriorados y para la adquisición e instalación de 3 fuentes purificadoras de agua.

Dentro del Plan de Actuación de 2012 la asignación presupuestada se está empleando en la instalación de falso techo PVC debajo de las planchas de uralita de los tejados de los cuatro pabellones donde habitan los niños en función de la edad y de si son niñas o niños.

El orfanato se encuentra en Feira de Santana, ciudad de unos 600.000 habitantes situada a unos 115 kilómetros al noroeste de Salvador, capital del estado de Bahía, Brasil. En automóvil se tarda unas dos horas y media en llegar desde el centro de Salvador. Es una organización benéfica que tiene como objetivo integrar y educar a los niños a través de la palabra de Dios. El orfanato fue fundado el 16 de octubre de 1950, con sede provisional en una
vieja casa situada en la Plaza de la República. Actualmente se encuentra situado en un terreno de 18.342 metros cuadrados y que fue donado por el gobierno municipal de Santa Maria da Feira de Santana, construyéndose las instalaciones con los recursos financieros aportados por los gobiernos de Finlandia y Suecia.

Su capacidad es de unos 120 niños y acoge niños desde recién nacidos hasta que cumplen los 18 años de edad. Son niños abandonados o enviados por los juzgados locales, retirados a las familias por maltratarlos o provenientes de familias desestructuradas.

En sus instalaciones encontramos diferentes pabellones adaptados según la edad y sexo. Dispone de iglesia, clínica odontológica, escuela, parques infantiles, campo de futbol, granja y fábrica de pan y dulces. Esto último está orientado a instruir a los niños más mayores en esa actividad antes de que abandonen el orfanato. También disponen de una tienda abierta al exterior para la venta de esos productos.

Aprovechando el vuelo que tenía programado de Air Europa a Salvador he realizado una visita acompañado de Manuel Gimeno, comandante de Iberia jubilado y socio de la Fundación. Comprobamos que ya estaban instalados todos los armarios, los cuales están contribuyendo a educarles en el cuidado y organización de la ropa y de los pocos artículos personarles de que disponen, mejorando sus hábitos de cara a su futura integración familiar y social. También
habían preparado unos adhesivos para colocar en el frontal de cada uno de los armarios con el logotipo de SEPLA-Ayuda y una inscripción en la que figura que han sido donados por la fundación de los pilotos españoles de líneas
aéreas.

Fuimos recibidos por su directora, María Jacy Pereira, Jacy. Pudimos saludar e intercambiar algunas impresiones con algunas de las 16 personas que trabajanen el orfanato tras lo cual nos ofrecieron una exquisita comida que incluía alguna especialidad bahiana.

Tras la comida todos los niños formaron un grupo para deleitarnos con varias canciones y bailes. En un principio permanecimos quietos observando lo bien que lo hacían, pero al poco tiempo decidimos incorporarnos a su actuación, arrastrando a la directora y resto de empleados. Algunas de estas canciones las tienen incluidas en un CD de música que han grabado para obtener algunos recursos.

A continuación visitamos todas las instalaciones no pudiendo evitar permanecer más tiempo donde estaban los más pequeños, alguno con pocos meses de vida. En el momento de la visita se encontraban alojados un total de 49 niños, alguno con alguna pequeña minusvalía, y todos ellos vestían con ropa adecuada y se encontraban bien aseados.

Pensamos corresponderles con algún tipo de obsequio así que decidimos ir a una fábrica de helados a comprarles y llevarles un par de recipientes de cinco kilos de helado de chocolate para que se lo vayan dando para merendar en días sucesivos.

Cuando ya empezaba a anochecer nos despedimos de los niños y de su directora, que nos volvió a mostrar su agradecimiento por la contribución tan generosa de SEPLA-Ayuda, e iniciamos el camino de regreso a Salvador.

Javier Gómez Barrero

Patrón

Carta de agradecimiento proyecto ORFBRA

Related Articles:

enlaces links sepla ayuda

Comments are closed.

logo-futuro-meta
bicipringaos
seplastore